27.7 C
Santo Domingo
InicioLa última horaEstas son las veces que puedes reutilizar el aceite

Estas son las veces que puedes reutilizar el aceite

Freír lo tiene todo en contra: mancha la cocina, huele mal, puede llegar a ser peligroso, se gastan, en líneas generales, grandes cantidades de aceite e incluso puede ser a veces bastante caro… ¿Por qué? Porque el
aceite no es un producto precisamente barato, y si cada vez que lo utilizamos para la sartén o la freidora terminamos tirándolo a la basura (recuerda, nunca se echa por el fregadero), podemos llegar a desperdiciar grandes cantidades

Reutilizarlo o no dependerá de qué aceite se esté utilizando. Por ejemplo, indica la dietista-nutricionista Ana Núñez que «podemos reutilizar el aceite de oliva que hayamos utilizado para freír, pero no sería recomendable reutilizar el de girasol», que es en realidad el

 más popular para fritura. «Esto es así por el tipo de ácidos grasos que tiene cada uno de ellos: los del aceite de girasol ‘sufren’ más porque se descomponen en poco tiempo con el aumento de su temperatura», cuenta.

La dietista-nutricionista Patricia Ortega, en cambio, recomienda que no se reutilice aquel que se ha usado en fritura: «Cada vez que sometemos al aceite a altas temperaturas su estructura se altera y originan la aparición de sustancias que pueden llegar a ser perjudiciales para nuestra salud». Teniendo en cuenta que las frituras, dentro de unos hábitos alimentarios saludables, hay que evitarlas todo lo posible, lo mejor será no reutilizarlo. «Hay que priorizar otras técnicas culinarias como el horno, la
plancha, el vapor, etc.», dice.

Según cuenta Patricia Ortega, a nivel nutricional, estos aceites sometidos a altas temperaturas «generan compuestos no volátiles, acrilamida y compuestos parcialmente hidrogenados» denominados también ácidos grasos trans que, son perjudiciales para la salud de los consumidores. «Estas grasas trans aumentan el colesterol LDL (malo) y triglicéridos, y disminuyen el colesterol HDL (bueno). Esto podría aumentar el riesgo de enfermedad cardiovascular entre otras afectaciones para la salud».

Para qué reutilizarlo

En aquellos casos que vayamos a reutilizarlo, hay que saber en qué tipo de elaboraciones es aconsejable hacerlo. Tal como cuenta Ana Núñez, podríamos reutilizar un aceite de una fritura para otra, eso sí, «habiéndolo filtrado correctamente para eliminar los posibles restos» que puedan haber caído de algún alimento. Además, imagina reutilizar el aceite con el que has frito pescado, usarlo para un filete a la plancha. ¿No crees que dejaría cierto olor en nuestra comida? Por esta razón, la nutricionista aconseja usar el aceite reutilizado en el mismo alimento de la anterior vez. Es decir, si freímos pescado, reutilizarlo también en pescado. Sin embargo si se ha frito verdura,
huevos o
patatas, por ejemplo, podríamos reutilizarlo para otras elaboraciones.

«Si al freír con aceite reutilizado, éste suela humo y está muy oscuro, es una señal de que el aceite está quemado y no deberíamos aprovecharlo más», alerta Patricia Ortega.

Cuántas veces lo reutilizo

Teniendo en cuenta que lo ideal sería no reutilizarlo, un buen aceite de fritura como puede ser un aceite de oliva virgen extra, se podría reutilizar entre dos o tres veces teniendo en cuenta lo siguiente:

1. No esté muchos días almacenado ya que podría adoptar un sabor rancio.

2. Que no se haya calentado a más de 180 grados. Para ello necesitamos un termómetro de cocina.

3. Que antes de almacenarlo se haya limpiado muy bien donde, además de filtrarlo, es importante retirar cualquier tipo de impureza que, lo más habitual, es que se depositen en la base.

La cuestión es no reutilizarlo muchas veces, ya que esos ácidos grasos se van degradando y llegan a generar toxicidad. «Lo ideal es anotar en el tarro donde lo guardes reutilizado la fecha en que lo aprovechas por primera vez y las siguientes, así no nos olvidamos y no lo usamos más veces de las recomendadas», recomienda Ana Núñez.

La experta manifiesta que no se reutilice más de tres veces. Si el color es más oscuro, como ya ha señalado Patricia Ortega, o hay aparición de espuma, lo ideal será tirarlo.

Reciclar el aceite

Uno de los principales problemas que puede presentar la conservación del aceite para reutilizarlo son los posibles cambios de temperatura que puede sufrir en función del lugar de la cocina donde esté guardado. La exposición a oxígeno y a la luz conlleva a que esta grasa se oxide más y, por tanto, que se vuelva más rancio. «Lo interesante sería guardarlo en un envase lo más opaco y hermético posible», apunta la experta Ana Núñez.

Primero lo filtramos y después lo guardamos en un tarro cerrado herméticamente, preferiblemente opaco, y en un armario cerrado o en la nevera. «Si lo guardas en un tarro de cristal, asegúrate de que no le de la luz del sol», comenta.

Recuerda que existe un contenedor específico para el aceite usado y es ahí donde deberíamos desecharlo. Si no dispones de uno de estos contenedores cerca, lo puedes llevar a un punto limpio. Eso sí, debemos evitar tirarlo por el fregadero o el inodoro, ya que resulta muy contaminante.

Verter el aceite doméstico usado por el fregadero de la cocina puede suponer, tal como informa Patricia Ortega, un importante impacto para nuestro planeta: «Los tipos de aceites que se pueden reciclar son, aparte de los usados para cocinar, también los sobrantes de asados, conservas en aceite, grasas caducadas, mantecas, etc.». Para ello, lo ideal es acudir a un punto limpio con el aceite para reciclar en una botella de plástico (así, al manipular los contenedores, evitaremos que la botella se pueda romper si es de vidrio).

ARTÍCULOS RELACIONADOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Lo mejor de la semana

Lea también