24.8 C
Santo Domingo
InicioLa última horaPepe se va con la música a otra parte en 'MasterChef'

Pepe se va con la música a otra parte en ‘MasterChef’

R. Ventureira
Actualizado:02/06/2021 01:33h
Guardar

Pepe se fue con la música a otra parte, y lo hizo en la misma gala en la que regresó –vía repesca- María, quien se había ido en el programa anterior. De este modo, vuelve en un visto y no visto la que fue una de las favoritas, que no fue recibida con entusiasmo por alguno de sus compañeros, que ven en ella una rival, una mujer muy soberbia o ambas cosas. ‘MasterChef’ está que arde, y no solo por el uso del nitrógeno líquido, que también.

Robando ingredientes

Una de las pruebas más puñeteras de ‘MasterChef’ sirvió para abrir boca, esa en la que se fomenta el robo de ingredientes. Cada aspirante contaba de entrada con 16 en su cesta. El asunto consistía en ‘guindar’ diez productos de recipientes ajenos y colocarlos en otros. Si uno quería, no se tenía que ensañar, pues se toleraba quitar la decena a uno de los compañeros, pero también repartir el robo entre varias cestas.

El premio al más despiadado fue para Pepe (Madrid, 37), que le ‘robó’ cinco ingredientes a Ofelia (Santiago de Compostela, 29 años). Aún así le quedaron más ingredientes que a Toni (Palma de Mallorca, 34), que sufrió un saqueó. «La venganza es un plato que se sirve frío», dice el refrán. No en este caso. Hubo un premio para el más castigado: las cestas en las que cada uno de los concursantes habían depositado los diez productos robados fueron con las que finalmente tuvieron que cocinar. Y el que se encargó de repartirlas entre sus compañeros fue, justamente, Toni. A Pepe, Fran (Cuenca, 29) y Jiaping (Shanghái, 35) les correspondieron cestas surtidas. Amelicious (Barcelona, 23) y Ofelia se quejaron del contenido de las suyas.

Los aspirantes dispusieron de una hora para cocinar. El proceso fue sazonado por la simpatía de Josie, finalista de ‘MasterChef Celebrity 5’.

Pese a sus quejas, Amelicious hizo «una tarta de 10», según el jurado. Su plato fue elegido el mejor de la prueba, seguido por el de José (Murcia, 34 años), que fue también una tarta, más sencilla que la de la catalana, pero muy bien ejecutada. «Guapo, majo, listo, médico. Lo tiene todo. Si lo tiene todo hay que quitarle algo», dijo del apuesto cardiólogo Dani (Burgos, 41), que elaboró unos espaguetis de calabacín en los que, lástima, solo falló con la salsa. El mallorquín y Meri (Barcelona, 24), que firmó un buen postre, quedaron un paso por debajo de Amelicious y José.

Fran, que confesó que nunca había comido dátiles, los trituró con hueso. Fue un error, pero hubo más. Aún así Jordi Cruz elogió su «actitud», en contraste con la de los aspirantes que lo hicieron mal en esta prueba. «Me gustaría percibir en vosotros ganas de ganar ‘MasterChef’, lamentó. Se refería a Jiaping, Pepe, Arnau, Ofelia y Dani.

Jiaping se perdió en su bosque de frutos. «Era una buena cesta y es una vergüenza lo que has hecho. No sabe a postre», lamentó Samantha-Vallejo Nágera. El postre de Pepe incurrió en muchos defectos. El postre vanguardista de Arnau resultó un «quiero y no puedo». La «bruma de mango» de Ofelia resultó un conglomerado de «cosas que se caen en un plato». Son tres cosas sin sentido», lamentó Pepe Rodríguez, muy crítico con los concursantes en esta prueba, del timbal de manzana de Dani.

Ofelia lloró ante las críticas del chef catalán, que no la considera su caballito ganador. Para desgracia de la gallega. esa etiqueta se la ha colgado a Fran.

De repesca

Puedes ser eliminado en la primera gala de ‘MasterChef’ y ganar el programa. Porque existe la repesca. La segunda oportunidad llegó en la gala de ayer para los anteriormente expulsados
Jesús

(Burgos, 68),
José María
(Badajoz, 18),
Álex
(Barcelona, 28),
 
Vero
(Cádiz, 35 años),
 
Alicia
(Madrid, 43) y
María
(Tomelloso, 27). Entre ellos, que cocinaron un postre cada uno, se jugó un billete de vuelta a los fogones del ‘talent’. «Si vuelvo, me la como con patatas», anunció la expulsada en la gala anterior, evidentemente en alusión a Ofelia.

El escenario del desquite fue la plaza Mayor de Madrid. El menú, tanto el de los repescados como el de los concursantes de pleno derecho, fue diseñado por Andy García, subcampeón ‘MasterChef 8’, que no quiso dejar a nadie con hambre. En total, 100 raciones para los vecinos del barrio, los comerciantes, los hostelero y el alcalde de la ciudad, José Luis Martínez-Almeida. Nueve años llevaba esperando el equipo del programa para grabar en esta localización, un deseo cumplido que quisieron destacar ante el alcalde. La tarea de los aspirantes fue supervisada por chef Javier Goya, que orientó a los equipos y los ayudó a realizar el mejor postre.

Los chefs y los equipos, en la plaza Mayor de Madrid – RTVE

José fue el elegido para seleccionar los equipos. El suyo, el rojo, lo formó con Ofelia, Amelicious, Jiaping y Pepe. Tuvieron que elaborar un entrante consistente en lomos de bacalao y pimientos confitado y un primero de canelones de cocido con humus de garbanzos.

Al azul (Meri, Arnau, Fran, Toni y Dani) le tocó crear un buñuelo de vanguardia y una versión de bocadillo de calamares con huevos rotos con jamón y muy espumoso. Arnau dejó una pota con aceite hirviendo en el suelo y Dani se quemó con ella, y esto supuso un doble castigo para el catalán: se ganó una bronca y su equipo perdió un elemento. Pese a ello, fue el conjunto que se llevó el reto, en gran parte gracias al empuje de la fisioterapeuta Meri.

En cuanto a los repescados, el postre del más veterano, Jesús, era tan lamentable que ni se sirvió. Vero, Alicia y María fueron las tres mejores y, como estaba, cantado, la que regresó fue ‘La Barbie de Tomelloso’, como bautizó Ofelia a la tercera de las citadas. «No me merecía irme», fue lo primero que dijo una vez reincorporada al programa, del que realmente solo se perdió una prueba, la inicial de anoche. «Yo creía que este programa consistía en que cada semana se iba uno. No en que cada semana entraba uno», bromeó, por su parte, Arnau.

María, feliz con su regreso – RTVEPrueba de eliminación

De regreso al plató, los delantales negros lucharon por su permanencia en una de las pruebas más exigentes de ‘MasterChef’, un reto dedicado íntegramente al chocolate, en la que los concursantes contaron con el asesoramiento del campeón absoluto del World Chocolate Masters, David Pallás.

Se la jugaron todos los integrantes del equipo rojo: Ofelia, Amelicious, Jaiping y Pepe, pero también uno del ganador. Fue una injusticia que se sacó de la manga la organización. Para más inri, lo tuvieron que decidir ellos mismos, que ya estaban tan a gusto en la galería. Dani propuso de entrada que fuese Meri la que bajase al foso, pero cuando ésta lo acusó de ególatra decidió bajarse él.

La prueba final consistió en una combinación de velocidad y habilidad. Se trataba de hacer sucesivamente un glaseado de chocolate, una mousse de chocolate y un helado de chocolate con nitrógeno. Los dos que acabasen antes esquivaban la expulsión.

Cocinaron de tres en tres. De entrada, lo hicieron Ofelia, Dani y Pepe, y fue el madrileño el que se quedó en el foso, debido especialmente a su lentitud.

Después fue el turno de Amelicious, Jaiping y José. La catalana se bloqueó con elaboraciones que está acostumbrado a hacer.

Los más lentos de cada una de las dos rondas tuvieron una última oportunidad de esquivar el adiós: consistió en cocinar en media hora –utilizando las elaboraciones de las anteriores pruebas– un bizcocho de chocolate cubierto con el glaseado y acompañado con una quenelle de mousse y otra de helado de chocolate. Amelicious lo bordó y Pepe fracasó rotundamente. Lo hizo con un postre al que se refirió premonitoriamente como «qué desastre». Fue el día en que el madrileño se fue con la música a otra parte.

Ver los
comentariosTemas

ARTÍCULOS RELACIONADOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Lo mejor de la semana

Lea también