27 C
Santo Domingo
InicioLa última horaLa CNMV alerta del daño reputacional al Ibex si prosiguen las imputaciones...

La CNMV alerta del daño reputacional al Ibex si prosiguen las imputaciones por el ‘caso Villarejo’

María CuestaSEGUIRMADRID
Actualizado:29/06/2021 14:36h
Guardar
Noticias relacionadas

El presidente de la CNMV, Rodrigo Buenaventura, ha lanzado hoy en el Congreso una advertencia clara: si los casos de imputaciones de directivos se multiplican y perduran en el tiempo, el coste reputacional afectará a todas las empresas españolas. Así lo ha asegurado Buenaventura durante la presentación del informe anual de 2020 ante la Comisión de Asuntos Económicos y Transformación Digital y en respuesta a preguntas de algunos diputados, que han expresado su inquietud sobre sobre la magnitud que tienen en el mercado casos como el que investiga los presuntos
encargos ilícitos al excomisario José Manuel Villarejo. Esta investigación se ha cobrado ya la imputación por parte de la Audiencia Nacional de Francisco González, expresidente del BBVA; Antonio Brufau, presidente de Repsol; Isidro Fainé, presidente de la Fundación La Caixa, y recientemente del presidente de Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán, junto a otros tres de sus directivos.

«Obviamente, si esos casos se multiplican en número y perduran en el tiempo, ese riesgo puede materializarse. En 2019 la CNMV hizo un comunicado donde alertamos de este tema y pedimos a las cotizadas máxima diligencia en incorporar las mejores prácticas. De hecho, reformamos el Código de Buen Gobierno», ha remarcado Buenaventura. No obstante, el presidente de la CNMV ha defendido que el nivel profesional y ético de los consejeros y máximos ejecutivos de las grandes cotizadas es «muy alto y comparable con cualquier economía del primer mundo».

Ha calificado además de «puntuales» los casos conocidos hasta el momento, por lo que ha justificado que
«de momento» no ha percibido un efecto negativo sobre el conjunto de la credibilidad o reputación de las compañías españolas. En su opinión, estos casos deben sortearse con «transparencia» tanto sobre lo que está pasando como de las deciciones que toman las compañías. El supervisor «no puede inmiscuirse», ha recordado, pero sí que debe «vigilar» que las empresas cumplen con lo que dicen estar haciendo y que la información se traslada a los accionistas.

Además, Buenaventura, ha hecho un llamamiento para poner en valos lor mercados de valores y ha advertido del riesgo de menospreciarlos. En su opinión, es «imprescindible atraer el capital internacional» y potenciar que las empresas recurran a los mercados de valores para levantar los fondos que necesitará nuestro país para abordar las transformaciones digital y sostenible. Europa «adolece de raquitismo» en los mercados de valores, ha dicho, poniendo como ejemplo que el 30% de la deuda empresarial es bancaria frente al 8% que supone en las compañías estadounidenses. Además, agregó que
los fondos en inversión institucional mueven en el conjunto de Europa el equivalente al 70% del PIB, frente al 281% que supone en Estados Unidos.

«De crónico, a agudo»

«Esto ha sido un problema crónico en nuestra sociedad, pero en las circunstancias actuales lleva camino de convertirse en un problema agudo», ha dicho. «En el caso de las empresas españoles se da además la circunstancia de que tienen pocos recursos propios, mucha deuda bancaria y necesidades de inversión cuantiosas». Ante la llegada de los fondos,
Buenaventura ha reconocido que son un «hito histórico», aunque ha advertido que «no cubrirán más que una parte minoritaria de lo que la economía española requiere para incorporar la transformación digital y la sostenible». Y es que se trata de un desafío que obligará a España a poner sobre la mesa «unos 30.000 millones de inversión nueva que tiene que ser financiada».

«La inversión privada va a ser esencial (al igual que los fondos europeos) si queremos transformar nuestra economía», resumió, indicando que toca «reforzar los mercados de valores y dotarlos de marcos legales adecuados y facilitar que las empresas y los inversores internacionales accedan a ellos». Según cálculos de la CNMV, las empresas van a a necesitar levantar 10.000 millones de euros anuales adicionales a los alrededor de 18.000 que captan.

«No es exagerado afirmar que, sin una mayor actividad y pujanza del mercado de valores, que permita incrementar los recursos propios de nuestras empresas, las perspectivas a medio plazo de nuestra economía están en entredicho”, advirtió. Y en esta línea, abogó por apoyar la Unión de Mercados de Capitales que la Unión Europea está impulsando y «buscar soluciones imaginativas que faciliten la salida de las compañías españolas al mercado español y no al holandés o al estadounidense».

Para que los mercados crezcan es «imprescindible atraer al capital internacional» y «mostrar apertura a los inversores extranjeros». «Nuestras empresas los van a necesitar, en términos agregados, para poder reinventarse, hacerse sostenibles y transformarse como los nuevos tiempos requieren». Hay que «ser conscientes de la importante erosión que ha causado la crisis en la estructura financiera de algunas de las compañías españolas», ha concluido.

Ver los
comentariosTemas

ARTÍCULOS RELACIONADOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Lo mejor de la semana

Lea también