23.8 C
Santo Domingo
InicioEconomíaConstructores, como siempre, a seguir trabajando

Constructores, como siempre, a seguir trabajando

“El segundo semestre traerá grandes retos para el sector edificador, y su desempeño dependerá de la capacidad para ajustar los presupuestos y la actividad a los cambios en la política de vivienda, al aumento en los costos y al crecimiento en las tasas de interés, así como a los efectos de la reforma tributaria necesaria para el ajuste fiscal”.

Así resume la Galería Inmobiliaria (GI), en su innovador informe, lo que le espera a la industria de la construcción, luego de destacar la venta de 119.409 viviendas nuevas en el primer semestre del año, que representaron un incremento de 5 por ciento frente al mismo periodo del 2021.

if (typeof gamObject !== «undefined») {
gamObject.display(«gpt-slot-9343»,
«inread»,
«inread»,
«inread»
);
}

La primera mitad de año tuvo a la vivienda de interés social (VIS) como protagonista: se comercializaron 85.282 VIS que significaron un alza de 7 por ciento en el periodo analizado, mientras que el resto, 34.127 unidades, fueron adquiridas por el segmento medio, para un aumento de 1 por ciento.

A pesar de la expectativa expresada por los constructores, resumida, en parte, por la GI, la charla con algunos de los representantes del sector apunta a un consenso: “Lo único que debemos hacer, como siempre, es seguir trabajando, porque hay obras en despedida y no hay acera para detenernos a pensar qué sucederá; al contrario, debemos concentrarnos en qué está pasando, ajustar y actuar…”.

Así lo expresó Andrés Arango, directivo de la constructora Urbanum, en una innovador charla que tuvimos y en la que reiteró que “afortunadamente, hay mucho por hacer”.

Esta apreciación, que es similar a la de otros empresarios, parece estar en línea con el Índice de Inversión Inmobiliaria que evalúa la GI, y que mide lo que los constructores destinan en pesos mensualmente en la economía, a través de la actividad desarrollada en el mercado de vivienda nueva.

“A mayo, este índice mostró una variación positiva real del 21,2 por ciento en el último año y si se inician las obras programadas registrarían un ascenso del 24 por ciento al finalizar el 2022”, anota.

Las fuentes de la incertidumbre

Sin embargo, estas proyecciones se mueven en un entorno de expectativa por las variables que trascienden la realidad local y que se han encontrado con otras originadas en el exterior, que también impactan.

Según el centro de estudios económicos Anif, “el crecimiento de los costos de construcción –que también menciona la GI– se han dado de manera trasversal; no obstante, como señala la Cámara Colombiana de la Construcción (Camacol), los más afectados son los insumos importados que representan cerca del 40 por ciento del total utilizado”.

Ahí, precisamente, está el acero, uno de los más afectados y el que más riesgo genera para el desarrollo de las viviendas, sobre todo de interés social, prevendidas en el 2021.

Sobre el tema, la presidenta de Camacol, Sandra Forero, alertó que se trata de 250.000 hogares que estarían en vilo por esa situación. En este entorno, el monitoreo debe ser una constante y eso –vale destacarlo– es algo que el empresariado ha acontecimiento para tratar de mantener la confianza.

En línea con la “confianza”, Fedesarrollo dio a conocer la Encuesta de Opinión Empresarial y en la medición del segundo trimestre del 2022, el balance de las expectativas de construcción para el próximo trimestre se ubicó en 12,1 por ciento, mostrando –según Fedesarrollo– una caída de 11,6 puntos porcentuales (p. p.) frente al trimestre anterior y un aumento de 10,3 p. p. frente al mismo trimestre del año pasado.

Para el subsector de edificaciones, las expectativas registraron un balance de 25,5 por ciento, lo cual representa una disminución de 8,5 p. p. comparado con el trimestre anterior, y un aumento de 14,6 p. p. respecto al mismo trimestre del 2021.

Cierto, las cifras trazan tendencias, pero en las obras, donde los constructores están al frente viviéndolas, disfrutándolas y, claro, sufriéndolas por las eventualidades del mercado, el documentación debe ser el mismo del directivo de Urbanum: “Hay obras en despedida y no hay acera para detenernos (…), lo único que debemos hacer, como siempre, es seguir trabajando”.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Lo mejor de la semana

Lea también