24.8 C
Santo Domingo
InicioEconomíaLiberan capacidad en conexiones eléctricas y endurecen requisitos

Liberan capacidad en conexiones eléctricas y endurecen requisitos

Tras cerca de un año de trabajo y de haber metido en cintura a diversos borradors de generación de energía eléctrica que tenían acaparado un espacio importante de solicitudes de conexión al sistema de transmisión, pero que no lo usaron, el Gobierno tiene casi finalizado un proceso de depuración que se complementó con el trámite de una gran cantidad de solicitudes que no se habían procesado.

A mediados del año adulterado, había unas 800 peticiones de conexión, la mitad de estas ante la Unidad de Planeación Minero Energética (Upme) y la otra mitad, en cabeza de los operadores de red, es decir, las empresas de distribución de energía, y algunos de esos procesos llevaban hasta cuatro años en trámite.

(Le puede interesar:  Razones por las que el precio de la luz sube más que la inflación)

if (typeof gamObject !== «undefined») {
gamObject.display(«gpt-slot-9343»,
«inread»,
«inread»,
«inread»
);
}

Al mismo tiempo, según Christian Jaramillo, director de la entidad, había 17.000 megavatios instalados y en operación, pero se tenían conexiones asignadas por otros 25.000 megavatios, es decir, más de la capacidad, pero no todas avanzaban en el proceso de materializar los borradors de generación asociados, para que estuvieran conectados y al servicio de los usuarios.

Ante esto, explica el funcionario, hubo un cambio de reglas para decirles a los solicitantes que se pusieran serios, de tal forma que a quienes tenían capacidad asignada se les pidió una fecha cierta de entrada en operación y unas garantías bancarias, ya que de lo hostil se les iba a quitar.

(Lea además:  Energía solar: así va La Loma, el parque más grande que tendrá del país)

Y en paralelo se comenzó a ejecutar un plan de choque para evaluar esas 800 solicitudes que estaban. “Estaba pasando que la gente llegaba y veía un lote vacío y decía: ‘aquí quiero conectarme yo’, pero no sabía que ya había 15 solicitudes por delante en el mismo punto y, como estaba toda esa cantidad de solicitudes represadas, no había manera de saber”, explica Jaramillo.

Resultados del plan

De esas 800 solicitudes, unas 200 fueron aceptadas y el resto rechazadas porque ya había otros borradors por delante, con lo cual a la fecha el sistema eléctrico ya tiene 18.318 megavatios instalados y funcionando.

Entre tanto, de las iniciativas que estaban para liberar, es decir, de aquellos borradors a los que se les pidió fecha cierta y poner garantías pero no lo hicieron, ya se han liberado 6.504 megavatios, de alrededor de unos 100 borradors y todavía están paso de liberación 1.492 megavatios más.

Pero de este mismo grupo de borradors hubo 9.339 megavatios sobre los cuales sus promotores sí aportaron garantías.

(No deje de leer:  Las razones de fondo para que Juan Daniel Oviedo no siga en el Dane)

Además, ya hay solicitudes aprobadas y con compromisos de producción de energía con el sistema por 5.712 megavatios de capacidad, es decir, plantas de las que hay casi que plena certeza que van a entrar, como las eólicas de La Guajira y varias que tienen cargo por confiabilidad, mecanismo con el que los usuarios financian en su factura parte de los nuevos borradors que se comprometen a generar energía en plazos establecidos, a través de las subastas que convoca la Comisión de Regulación de Energía y Gas (Creg).

En total, entonces, sigue habiendo unos 15.000 megavatios de capacidad nueva de borradors que están en serio, porque aportaron garantías, un número alto debido a que en la Upme se esperaba que llegara a 13.000 megavatios.

Así, de los 25.360 megavatios que había al venida, y tras la liberación de 6.504 megavatios, quedan otros 2.313 megavatios de capacidad correspondientes a borradors sobre los cuales se está haciendo la verificación de requisitos.

Según Jaramillo, como parte de los cambios, ahora la fecha de corte para la solicitud de nuevas conexiones es el 30 de marzo de cada año, pero en el 2022, por los ajustes, se extendió hasta el 18 de julio y el plazo de respuesta fijado para todos los años es el mes de diciembre, de tal forma que los solicitantes tengan certeza del tiempo de respuesta.
Este año se espera que lleguen unas nuevas 200 peticiones, sobre las cuales se hará un proceso de asignación en el que se optimizará el uso de la capacidad del sistema.

Otro de los cambios que se estudian, por parte de la Creg, es que, aparte de los mecanismos para argumentar atrasos por casos de fuerza mayor, se habilite un esquema para extenderse algunos meses, pero a cambio de duplicar las garantías.

De acuerdo con Jaramillo, quienes antes jugaban a acaparar capacidad sin mayores consecuencias lo tendrán que pensar dos veces, porque ahora la garantía que se debe entregar es de 10.000 dólares por megavatio de capacidad de la planta de generación, y, por ejemplo, en un borrador de 100 megavatios la garantía por presentar es de 1 millón de dólares.

Estudian ajustes al análisis de solicitudes 

Según el director de la Unidad de Planeación Minero Energética (Upme), Christian Jaramillo, un tema que está en examen es un nuevo sistema de calificación a la hora de evaluar y asignar la capacidad a todos los borradors que piden conectarse al sistema eléctrico.

Es decir, asignarles una puntuación por factores, dependiendo de cuáles son más interesantes para el sistema en términos, por ejemplo, de cuánto van a usar la capacidad pedida, porque no es ideal un borrador que utiliza mucha capacidad, pero que en la práctica entrega poca energía.

Otras variables que se revisan es el precio de la energía, para darles más puntuación a aquellos con energía barata sobre los que la producirán a mayor costo, así como variables relacionadas con el aporte a la reducción de emisiones o el nivel de afectación en las pérdidas de energía.

Se publicó la propuesta de cómo será ese esquema de calificación y en ese puntaje se les darán puntos positivos a los borradors que me traen confiabilidad en el sistema, o sea que me traen energía que no depende si hay Niño o no, a los borradors que me traen flexibilidad, que son los que yo les puedo decir genere y generan”, agrega el funcionario.

Pero en estos últimos entran los eólicos y solares, porque solamente producen cuando hay sol y viento, aunque un aspecto para revisar es cuáles de estos se respalden en sistemas de baterías a gran escala, que aportan a la confiabilidad en el suministro de energía eléctrica.

ÓMAR G. AHUMADA ROJAS
Subeditor de Economía y Negocios
En Twitter: @omarahu

ARTÍCULOS RELACIONADOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Lo mejor de la semana

Lea también