26.1 C
Santo Domingo
InicioLa última horaRosa Belmonte: Los peces

Rosa Belmonte: Los peces

Rosa BelmonteSEGUIR
Actualizado:15/02/2022 01:50h
Guardar
Opiniones relacionadas

  • ABC PremiumContenido exclusivo para usuarios registrados en ABCGallinero
  • ABC PremiumContenido exclusivo para usuarios registrados en ABCDrácula
  • ABC PremiumContenido exclusivo para usuarios registrados en ABCY pasarán

Se puso Abascal en personaje de Delibes con boina. O de señorito de ciudad en el campo: «Qué buena es la lluvia para la siembra». Y luego, aprovechando apellidos que significan algo y que uno era el de su candidato, clamó: «Más gallardos y menos rufianes». Sonaba a película de Cifesa. Vox suena a Cifesa. Ojalá ‘más gallardas y menos rufianes’. Análisis de Gabriel Rufián al respecto del éxito de Vox: «Lo de que cada vez que Cs desaparece Vox sube es porque durante años te engañaron con lo de que ese partido (y su líder) eran moderación, eran renovación y eran modernidad. Ahora la única pregunta que debes hacerte es con qué y con quién te están engañando ahora».

 Rufián no tiene las dudas de Holden Caulfield sobre dónde van los patos del lago de Central Park en invierno. El camino lógico de muchos votantes de Ciudadanos en Castilla y León (no hablo de Cataluña) ha sido al PP y luego muchos votantes del PP se han ido a Vox. No tiene por qué haber un camino directo de baldosas amarillas por donde los votantes de Ciudadanos fueran al de Abascal. El voto de Vox es contra Sánchez y también contra el PP, que no sabe cómo combatir al partido de Abascal. Lo sabe Ayuso. Y consigue que la voten muchos que nunca votarían al PP y algunos de los que se irían a Vox. Que Casado y Teodoro son el Coyote y Ayuso el Correcaminos no se duda.

Primero Casado tuitea que el PP ha ganado las elecciones, que enhorabuena a Mañueco. Y luego Teodoro dice que «Mañueco puede gobernar sin ataduras». Pero cualquiera imagina a Vox afilando los instrumentos de tortura y las sogas para maniatar. Recuerda Andrés Amorós en su último libro, ‘Las cosas de la vida’ (Fórcola), lo que Corrochano dijo a propósito del muy arrogante Luis Miguel Dominguín: «En tauromaquia, sólo es humilde el que no puede ser otra cosa». En política, sólo es humilde el que no es político. Los políticos, en este caso los del PP (ni un paso atrás en su chaladura) y los de Vox, han salido a darse una vuelta por Las Ventas con el dedo índice en alto.

Lo fascinante, ahora y antes, por la otra parte, es el pensamiento impuesto de que Vox es peor que Podemos o Bildu. José Zaragoza, ese caballero del PSOE, ha soltado: «El PP depende de Vox en Andalucía. El PP depende de Vox en Madrid. El PP depende de Vox en Murcia. Y ahora el PP depende de Vox en Castilla y León. Casado abriéndole la puerta a la ultraderecha». Porque ellos van sin ataduras ni socios herederos del tiro en la nuca.

El PSOE no ha tenido un buen resultado, pero ahí están sus votos. Pase lo que pase, son como los peces de Central Park. El taxista con el que habla Holden Caulfield en ‘El guardián entre el centeno” no sabía a dónde iban los patos en invierno. “Los peces son los que no se van a ninguna parte. Los peces se quedan en el lago. Esos sí que no se mueven”. Como los votantes del PSOE.

Ver los
comentariosTemas

ARTÍCULOS RELACIONADOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Lo mejor de la semana

Lea también