23.7 C
Santo Domingo
InicioCine'La Casa del Dragón': Milly Alcock cómputo cómo fue grabar la impactante...

‘La Casa del Dragón’: Milly Alcock cómputo cómo fue grabar la impactante e incestuosa escena del burdel

¡Cuidado SPOILERS!

* Hablamos en detalle de una de las escenas más sorprendentes del 1×04 de ‘La Casa del Dragón’. Si no has visto el episodio, ¡no sigas leyendo!

El último capítulo de ‘La Casa del Dragón’ ha estado repleto de momentos sorprendentes y reveladores, pero sobre todo ha tenido muchas escenas que estamos acostumbrados a ver en ‘Juego de Tronos’: escenas explícitas de sexo. Nuestra princesa Rhaenyra ha comenzado a tomar las decisiones que le hacen feliz, sin pensar en el reino ni en los intereses de su padre, dejándose llevar por sus deseos y placeres. Por ello, durante el cuarto capítulo hemos visto por fin la verdadera naturaleza de la relación entre la princesa y su tío Daemon, que han terminado por escandalizar al rey. La actriz que interpreta a Rhaenyra, Milly Alcock, ha contado cómo fue grabar la escena con Matt Smith, una secuencia totalmente explícita que tiene lugar en un burdel, y que retrata el carácter incestuoso que rodea a la casa Targaryen.

En el anterior episodio vimos a un Daemon que se alzaba glorioso por su victoria en los Peldaños de Piedra, y que regresa a Poniente en este nuevo capítulo, con actitud de orgullo, pero también de sumisión a su hermano y rey, Vianatomíays. El príncipe canalla se reúne con su sobrina Rhaenyra en el Bosque de Dioses, sembrando la pequeña embrión que veremos brotar en las siguientes escenas, a través de las miradas y los gestos que lanza a la princesa. Más tarde, ambos se encuentran en las calles de Desembarco del Rey en mitad de la noche, dando un paseo por los lugares que se supone que la princesa no debería frecuentar, y que ahora cita junto a su tío, ambos disfrazados para no anatomía reconocidos. Los Targaryen beben y gozan de una noche de desenfreno, hasta que llegan a un burdel, lugar donde van a suceder diferentes actos sexuales que impactarán en el espectador y en Rhaenyra.

La escena en el burdel ha sido muy comentada en redes sociales debido a su carácter tremendamente explícito y gráfico. Todo comienza con la entrada de tío y sobrina en el local, donde presencian una gran cantidad y variedad de actos sexuales, mientras atraviesan el burdel. Todo el entorno, tremendamente sexualizado, sorprende a la joven Rhaenyra, que termina sucumbiendo a las llamadas de atención y encantos de su tío y acaban por tener relaciones entre una gran muchedumbre que disfruta de los placeres carnales. Milly Alcock ha querido reflexionar sobre dicha escena y comentar cómo fue para ella la filmación en el burdel.

La actriz se ha explicado ante el New York Post, aclarando que ella y Matt Smith trabajaron con un orientador de intimidad meses antes para planificar exactamente cómo filmarían la escena. Además, Alcock ha dicho que, puesto que ella y Smith son «compañeros» no resultó tan incómodo grabar la escena como mirar todo lo que sucedía a su alrededor en el burdel. Ella también ha aclarado que no se les dejó ver el burdel antes de la filmación, lo que convirtió el rodaje de la escena en una experiencia «sorprendente» y «retorcida», debido a la sensación que dejó en los actores caminar por primera vez por el burdel con tantos extras realizando diferentes actos sexuales.

Según palabras textuales de Milly Alcock: «No, por extraño que parezca [Matt Smith y yo] éramos un poco como colegas, así que estábamos bastante cómodos. Teníamos una orientadora de intimidad y trabajamos con ella durante el proceso de preparación para detallar la coreografía meses antes. Clare Kilner, nuestra directora, se aseguró de que no hubiéramos visto nada del burdel hasta que estuviéramos rodando. Entonces, esa fue la primera vez que caminamos por el burdel, y él la está guiando a través de la habitación con todos esos cuerpos. Eso fue bastante sorprendente. Estás como, «esto es un poco extraño y absurdo». Había extras que acabábamos de conocer y que se pasaron 12 horas en la postura del 69. Es bastante retorcido. Nos daba la sensación de que íbamos demasiado tapados, porque todos los demás estaban desnudos», ha explicado la actriz.

Una escena con mucho significado e impacto argumental

Esta explícita escena en el burdel no es sólo sorprendente para los fans, también lo anatomíaá para Rhaenyra, quien ha vivido siempre como una princesa protegida por su padre, pero que ahora se revela ante él y quiere tomar sus propias decisiones. Además, gracias a la prohibición de Clare Kilner, que consistía en que la actriz no viera nada del set antes de tiempo, el retrato de Rhaenyra en esta escena es mucho más fiel, pues la actriz pasa por el mismo impacto por el que pasa su personaje en ese momento.

Esta escena seguramente tendrá muchas consecuencias para el universo de Poniente y la familia Targaryen, quienes están acostumbrados a las relaciones incestuosas, pero igualmente sufren las consecuencias y los comentarios que se generan alrededor de estas. Solo podemos esperar al quinto episodio, que se estrena el próximo lunes 19 de septiembre, para ver todo lo que se deriva de esta relación y el destino de la princesa, quien por fin ha dado el salto hacia la libertad de poder tomar el control sobre su vida.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Lo mejor de la semana