24.9 C
Santo Domingo
InicioFinanzasMéxico y la encrucijada ferroviaria que viene

México y la encrucijada ferroviaria que viene


El nuevo gigante del sector

Unas semanas antes de que se anunciaran los cambios en la ley ferroviaria, el sector ya se encontraba cimbrado por otra noticia: la intención de la compañía ferroviaria Canadian Pacific de comprar Kansas City Southern por 29,000 millones de dólares, que terminaría por convertirse en una puja cuando otro competidor, Canadian National, ofreció alrededor de 33,600 millones por la compañía estadounidense. Kansas City Southern finalmente optó por la oferta de Canadian National, lo que le llevó a pagar 700 millones de dólares a Canadian Pacific por rescindir el acuerdo de fusión.

El potencial de esta fusión no es sólo el de crear la compañía ferroviaria más grande de Norteamérica, sino de interconectar a los tres países, que desde México se haría mediante Kansas City Southern de México. No obstante, también levanta algunas preocupaciones en términos de competencia.

“El problema aquí es que tanto Canadian como Kansas utilizan varias de las vías en Estados Unidos, y ven que eso pudiera generar problema de competencia. Por eso es que Canadian Pacific no se ha bajado [de la compra de Kansas], porque su esperanza es que se batee la fusión al decir que es anticompetitiva”, explica Molina Larrondo.

Para solucionarlo, Canadian National ha optado por hacer algunas desinversiones en vías que operan ambas compañías, como un tramo de 70 millas (112.6 kilómetros) entre Nueva Orleans y Baton Rouge, en Estados Unidos.

Sortear los problemas de competitividad traería grandes beneficios, no sólo en términos de mejores condiciones, sino de la entrada de capital para futuros proyectos, considera Canabal.

“Esta mega fusión, que derivaría en la compañía ferroviaria más grande de América del Norte, también apunta a unas intenciones fuertes de invertir para proyectos de infraestructura. No estamos para darnos el lujo de perder esas inversiones”, advierte.

Por el momento, todos estos cambios se encuentran en vilo. Mientras la discusión de las modificaciones a la Ley Reglamentaria de Servicio Ferroviario en la Cámara de Diputados está en pausa, y es poco probable que se retome en un periodo extraordinario e incluso en la próxima legislatura –que inicia el 1 de septiembre, con miras a atender la discusión del presupuesto de 2022–, la fusión de Kansas City Southern con Canadian National aguarda los comentarios de sus grupos de interés hasta el próximo 28 de junio sobre la propuesta de fideicomiso con derecho a voto presentado a la Junta de Transporte Terrestre estadounidense.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Lo mejor de la semana