31.7 C
Santo Domingo
InicioLa última hora«Las labores policiales son policiales»

«Las labores policiales son policiales»

Isabel VegaSEGUIRMadrid
Actualizado:29/06/2021 12:27h
Guardar

La exsecretaria general del Partido Popular María Dolores de Cospedal ha asegurado este martes ante el juez que la operación Kitchen «no tiene nada que ver con el PP» y si algo se gestó en el Ministerio del Interior, ella no era ni conocedora ni mucho menos, promotora: «Las labores policiales son labores policiales», ha zanjado.

En calidad de investigada, Cospedal se ha sometido a las preguntas del juez Manuel García Castellón, que ha llevado el peso del interrogatorio, la Fiscalía Anticorrupción y su propia defensa en una sesión que se ha prolongado cerca de dos horas y durante la que ha insistido en que contra lo que apuntan las agendas del comisario José Manuel Villarejo, nunca supo nada de la operación Kitchen.

Según informan en fuentes jurídicas presentes en la declaración, ha explicado que su marido, el también investigado Ignacio López del Hierro, le presentó al comisario del que era amigo. Según le dijo, tenía muy buenas relaciones con los medios de comunicación y Cospedal acordó recibirle porque su interés era saber de dónde procedía «la campaña» que, percibía, había en prensa contra ella, contra el partido y contra la que además de alto cargo en Valencia era amiga personal, la ya fallecida Rita Barberá.

Asimismo, quería saber si el PP estaba siendo objeto de espionajes, conclusión que infirió de una declaración del entonces ministro del Interior Alfredo Pérez Rubalcaba en una sesión de control al Gobierno en el Congreso en 2009, cuando dio a entender que lo sabía «todo de todos». Según su declaración, este era todo el interés que tenía en hablar con Villarejo. Nada relativo a Bárcenas.

Cospedal ha reconocido que en total, después de aquel primer encuentro mantuvo «tres o cuatro» reuniones a solas con Villarejo, siempre en la sede de Génova, a la que el comisario entraba por el garaje y que califica de «sociales», es decir, no eran encuentros de trabajo.

Asegura que nunca le encargó nada, nunca le pidió nada, Villarejo nunca elaboró ningún informe para ella y nunca medió dinero, por lo que no se explica por qué el polémico mando policial dejó una anotación en sus agendas que pudiera indicar lo contrario.

Bárcenas, según ha asegurado, no era el foco de las conversaciones, que se producían a instancias del propio Villarejo cuando contactaba o con su jefe de gabinete José Luis Ortiz -igualmente imputado y citado este miércoles- o con su secretaria. Le recibía esperando que le facilitase información sobre los mencionados asuntos que dice, eran de su interés, pero asegura que nunca le llegó a contar nada que ella no supiera de antemano.

Ver los
comentariosTemas

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Lo mejor de la semana