25.5 C
Santo Domingo
InicioFinanzasCielito Querido lleva su marca a los autoservicios

Cielito Querido lleva su marca a los autoservicios


Crecer Cielito Querido

La pandemia permitió a Herdez conocer a Cielito Querido y sus consumidores. Durante 2020, el año de la integración, fue delineada la estrategia para crecer y consolidar la marca, además de mantener la comunicación con los consumidores, pese al cierre de las unidades por la pandemia.

“No estábamos en las oficinas y aún así tuvimos una integración exitosa. Y parte de eso, o parte de la adquisición de la marca, es el potencial que tiene para nuestros territorios con más cafeterías y con todo el portafolio que tenemos de retail entre las otras marcas que tenemos”, señala Reyes.

El plan considera abrir cuatro tiendas para cerrar 2021 con aproximadamente 80 unidades, y a partir de 2021 elevar a 10 por año. Cuando Grupo Herdez compró Cielito Querido Café, la cadena tenía 78 puntos de venta.

El mercado de cafeterías en México tuvo un valor de mercado de 695 millones de dólares en 2020. La consultora Statista detalla que ese año, la participación de Cielito Querido fue de 3.7%, por debajo de Starbucks que tiene el 51.9%. Café Punta del Cielo e Italian Coffee, con cuotas de 11% y 10%, respectivamente.

Herdez ve una oportunidad para crecer en el mercado con el modelo de cafeterías, a las que busca atraer nuevos consumidores con los alimentos y bebidas de temporada, además que este esquema les da una oportunidad para atraer a más visitantes ante los esquemas híbridos para laborar, ya que desde sus tiendas cuenta con acceso a internet, que les permite trabajar durante su estancia.

Por ahora, las tiendas de Cielito Querido Café operan en su totalidad, aunque los consumidores aún no regresan al 100%, debido a que los oficinistas no han recuperado su aforo y sus trabajadores son parte importante del tráfico del 25% de las sucursales. No obstante, Herdez cerró de forma definitiva algunas unidades antes de la pandemia, como estaba establecido en el plan que se creó cuando se compró la cafetería. “En este tiempo que estuvimos entre cerrando y abriendo, nos ayudó a hacer de todo este planteamiento de la estrategia para los próximos diez años y nos dio tiempo de revisar y de afinarla”, señala Reyes.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Lo mejor de la semana