23.7 C
Santo Domingo
InicioLa última horaBadosa explora otro límite, en cuartos de Roland Garros

Badosa explora otro límite, en cuartos de Roland Garros

Laura MartaSEGUIR
Actualizado:06/06/2021 15:14h
Guardar
Noticias relacionadas

Para apreciar el tenis en todo su esplendor, nada mejor que verlo en vivo, claro. Para apreciarlo en todo detalle, pistas como la Suzanne Lenglen, tan coqueta ella como cercana para los espectadores. A esa distancia, todo suena más, mejor, los golpes magistrales, los fallos, las conversaciones al palco y hasta los interiores. A esa distancia, el tenis de Paula Badosa es espectacular, potentísima con el servicio, muy ágil para variar alturas, potente de derecha y de revés, agresiva y acertada en sus decisiones. En cuartos de final con un tenis que seduce y atrapa y convence, aunque haya también espacio para algunas desconexiones puntuales. Superó una bola de partido en la tercera ronda y hoy llega la española un paso más allá en
Roland Garros de lo que conquistó en 2020. Ya no hubo toalla para esconder la emoción. En construcción aquel año, reconstrucción completa para este.

Así manejó a Marketa Vondrousova (6-4, 3-6 y 6-2), de estilo similar, en zurdo, pero con más lagunas, especialmente molesta con el sol que caía de pleno sobre sus ojos a la hora de sacar. Más de diez veces se lanzó la pelota para volver a recogerla sin golpear, cegada por ese sol que se deja notar con fuerza en París. Y aunque la checa logró romper el saque de Badosa en el cuarto juego, le regaló después un par de dobles faltas para volver a la igualada.

A partir del 4-4, Badosa dio el estirón, impulsada por ese revés finísimo y estiloso y con un saque que muchas y muchos quisieran. En blanco ganó dos turnos y apretó para ponerse 5-4. También hay despistes, y miedos y alguna inseguridad, como ese revés desajustado al pasillo o dos servicios consecutivos que se marcharon un metro lejos. Pero del 15-40, Badosa volvió a ser esa tenista poderosa, a las líneas de derecha y de revés, y con la muñeca suelta y suave para ajustar un globazo espectacular con el que cerrar el primer set a su favor. Tan bien se escuchó el ‘no me puedo mover’ en el quinto juego, como el ‘c’mon’ para atrapar el set en 39 minutos. Cosas de la cercanía de esta pista.

Tan bien se escucha la pelota cuando entra, como cuando se desajustan los golpes. Los aciertos y los errores. Los gritos de ánimo y las conversaciones con insultos y enfados, que se multiplicaron en el segundo set en el lado de Badosa porque la muñeca ya no parecía tan firme, ni la empuñadura, tan efectiva.

Se miraba Badosa la mano, ‘¿por qué ahora no ajustas los tiros?’, enfadada por perder el saque en el séptimo juego cuando todo parecía controlado. Porque Vondrousova no hizo mucho más que en el primer set, pero se mantuvo correcta en sus lanzamientos. A la española le pudo la prisa por momentos, queriendo ajustar tanto a las líneas que alguna se fue por un milímetro y alguna otra, por medio metro.

Y así, a la hora y cuarto, igualdad en el marcador, mientras en la Philippe Chatrier, la rusa Anastasia Pavlyuchenkova apeaba a toda una Victoria Azarenka, dos veces campeona del Abierto de Australia, tres veces finalista en el US Open, una vez semifinalista en París. En la Lenglen, enrabietada Badosa, apretó con 30-30 en el segundo juego del tercer set. Aunque nunca se había enfrentado a la checa, ya había tenido dos parciales para estudiar su juego, y su fortaleza física. Se brindó la oportunidad de encontrar un break temprano y lo halló con regalo, doble falta y 2-0 para poner la directa a los cuartos de final. Un paso más de lo que había llegado en 2020.

Pero es que la Badosa de 2020 estaba en construcción y en 2021 está plenamente reconstruida: semifinales en Charleston, semifinales en el Mutua Madrid Open, primer título WTA en Serbia. Aguarda Tamara Zidansek para seguir explorando límites en Roland Garros.

«Hoy es mi primer día en la Suzanne Lenglen, muchas gracias a todos por venir. Marketa es una gran tenista. Y la gira de tierra me ha servido para ganar confianza en estos partidos», expuso antes de arrancarse con un par de frases en francés para ganarse aún más el cariño de la pista, tan cerca todo.

Ver los
comentarios

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Lo mejor de la semana