32.2 C
Santo Domingo
InicioLa última horaWorld Central Kitchen, la ONG de José Andrés, establece su sede europea...

World Central Kitchen, la ONG de José Andrés, establece su sede europea en Madrid

Laura PintosSEGUIR
Actualizado:31/05/2021 15:19h
Guardar

Cuando un desastre natural o una crisis sacude un país y detiene su vida, y por tanto su cadena alimentaria, entra en acción World Central Kitchen. La asociación fundada por el chef José Andrés en Estados Unidos, aunque de alcance mundial, tambien estuvo presente durante la pandemia en España, donde distribuyó un total de tres millones de comidas. Y es aquí, concretamente en Madrid, donde la ONG establecerá su sede para toda Europa, según ha anunciado su director, Javier García, durante Madrid Fusión Alimentos de España.

La entidad ha escogido la capital como base para operar en todo el continente, y también como centro para que más cocineros se unan a su movimiento y aprendan a dar respuesta en emergencias. «Nuestra organización se ha constituido como fundación española y europea, para dar respuesta a toda la región y para lanzar desde aquí nuestro programa de formación para chefs de todo el continente, al que llamamos Chef Relief Training, un curso intensivo sobre nuestro modo de trabajar para actuar en caso de situación de crisis cómo actuar dar repuesta desde sus restaurantes de manera rápida», apuntó García.

Una de las cocinas que dio servicio en Madrid durante la pandemia

También se dará formación para personas sin trabajo o que buscan reconvertirse, pero además «queda constituido aquí un equipo de respuesta rápida, por si se necesita como sucedió con la tormenta Filomena, cuando dimos 15.000 comidas en una semana. Con la pandemia hemos aprendido, crecido y nos hemos profesionalizado y estamo listos para atender más emergencias», apuntó a su vez Pepa Muñoz (El cuenco de Pepa), una de las chefs que trabaja con World Central Kitchen.

Una amplia red pero sin infraestructura

Esta filosofía descentralizada y solidaria es esencial para World Central Kitchen. «Nuestra organización no tiene infraestructura en ningún sitio, pero para José Andrés donde hay un chef ese es su equipo, y donde hay una cocina esa es su infraestructura», destacó García.

Así, en España, renombrados chefs respondieron a su llamada cuando se decretó el estado de alarma y la organización entró en acción. Junto con voluntarios y con la colaboración de bomberos, Correos y Bancos de alimentos, World Central Kitchen empezó a cocinar ya el primer día.

«Nosotros no desplegamos un comando que toma el control en el país afectado. Lejos de eso, somos una organización que da soporte a un movimiento», remarcó su director.

World Central Kitchen lleva repartidas 50 millones de comidas en terremotos, tsunamis, inundaciones y conflictos. Su modelo está basado «en la acción rápida, en nuestra adaptación al cambio y en la puesta en valor de los recursos locales», detalló García, quien señaló que «cocinar es la mitad de la ecuación, pero la otra mitad es dar de comer, por lo que también asumimos la distribución del producto».

En España empezaron con una cocina en Madrid y, gracias a la unión de más figuras y colectivos, llegaron a 14 y 5.000 comidas diarias. Hubo que buscar alternativas creativas a la situación de parálisis, que siempre acompaña a la tragedia, y de confinamiento y restricciones derivadas de la situación concreta de pandemia. «La capacidad transformadora que tiene nuestro oficio hace que te conviertas en parte de la solución de una manera activa», dijo por su parte Diego Guerrero (Dstage), uno de los chefs que se sumó al llamado de World Central Kitchen.

Pedrito Sánchez (Bagá, Jaén) contó en el escenario de Madrid Fusión que, como buenos chefs profesionales que eran los que encabezaban la respuesta de la ONG en España, «también queríamos dar buena comida, no solo alimentar, y luego cuando te daban las gracias ese era el premio; fue una experiencia única la que vivimos».

Iván Morales (Arzábal) destacó en tanto que la clave estuvo en «intentar entender los retos, como el abastecimiento y la distribución, e ir solucionando sobre la marcha los problemas». En el inicio de la pandemia cosas como «el abastecimiento o la distribución eran muy difíciles, igual que proteger a los equipos e higienizar las cocinas».

José Andrés no pudo asistir en esta ocasión a Madrid Fusión porque está en India, atendiendo allí al brote de Covid con World Central Kitchen. En un vídeo que envió al evento quiso remarcar que la ONG que encabeza ha conseguido reunir a «un ejército del bien maravilloso», integrado por chefs que, como él, creen que «si damos de comer a unos pocos, también queremos dar de comer a unos muchos».

Ver los
comentariosTemas

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Lo mejor de la semana