28 C
Santo Domingo
InicioFinanzasEl fallo por emisiones contra Shell inicia la guerra contra las petroleras

El fallo por emisiones contra Shell inicia la guerra contra las petroleras

El resultado fue un punto de inflexión para los casos sobre cambio climático llevados a tribunales, los que aumentaron después de que 189 países firmaron el histórico Acuerdo de París en 2015. Más de la mitad de los 1,727 casos registrados en los últimos 35 años comenzaron después de que las naciones acordaron frenar el calentamiento global, según un informe por Geneva Association. Inicialmente, muchos casos desafiaron los planes ambientales de los Gobiernos, pero los litigantes se están dirigiendo cada vez más a las empresas.

Las compañías que operan en economías desarrolladas, principalmente Estados Unidos, el Reino Unido, la Unión Europea y Australia, enfrentan el mayor riesgo de acciones legales, según un índice de litigios sobre cambio climático de la firma de investigación y consultora Verisk Maplecroft. Pero las demandas ambientales están abriendo nuevos caminos en los mercados emergentes, con casos presentados en Argentina, Sudáfrica e India.

Si bien la gran mayoría de los casos han terminado a favor de los que contaminan, los abogados y activistas están aprendiendo mediante prueba y error. En cierto modo, lo que está sucediendo en los tribunales se hace eco de cómo los inversionistas están apostando por las tecnologías ecológicas: muchos intentos fracasarán, pero los que tengan éxito podrían reducir de forma importante las emisiones.

Los tribunales también se están volviendo más receptivos a la preocupación pública por el cambio climático. “Las empresas tienen una responsabilidad independiente, además de lo que hacen los Estados”, dijo la jueza holandesa Larisa Alwin mientras pronunciaba su decisión. “Incluso si los Estados no hacen nada o hacen poco, las empresas tienen la responsabilidad de respetar los derechos humanos”.

Las grandes petroleras han tomado medidas para abordar las críticas de los inversionistas y consumidores sobre su impacto ambiental, pero están bajo presión para hacer mucho más a medida que el movimiento global contra el cambio climático cobra fuerza y el costo de la energía limpia cae más rápido de lo esperado.

El hecho de que los litigios ambientales y el activismo de los accionistas se hayan convertido repentinamente en riesgos reales para los mayores productores de combustibles fósiles del mundo “es bueno para el medio ambiente, pero también es bueno para los inversionistas”, dijo Michael Coffin, analista sénior de Carbon Tracker.

“Debería reducir la cantidad de activos potencialmente varados que posee una empresa, dejando a los inversionistas menos expuestos a un sector que declinará a medida que avanza la transición energética”, añade.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Lo mejor de la semana

Lea también