28 C
Santo Domingo
InicioFinanzasLa Línea 12 "se entregó en óptimas condiciones"

La Línea 12 «se entregó en óptimas condiciones»


«Nunca me he arrepentido»

Horcasitas, ingeniero civil e ingenierio municipal de profesión, se muestra satisfecho con su participación en la Línea 12 a nueve años de su entrega, y a casi siete años de su salida como director general del Proyecto Metro del Distrito Federal.

Con 30 años de trayectoria en Grupo ICA –al que pertenece una de las empresas contructoras del proyecto–, y con experiencia en otros órganos como el Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur), Horcasitas ve poco viable su regreso al sector público, pues busca enfocarse en su firma Grupo DESHO, constituida en 2007.

E: Teniendo en cuenta su trayectoria en ICA, que fue pieza clave en la Línea 12, a partir de lo que ocurre el 3 de mayo ¿se ha acercado a usted a preguntar, valorar algo?
EH: No, absolutamente. Ni yo aceptaría. No hay nada que platicar del 3 de mayo.

E: Y de parte de las autoridades, ¿ha habido acercamientos?
EH: No, ninguno. Nadie me ha preguntado, y si lo hicieran, les digo lo que yo sé. Sería la misma plática que estamos teniendo usted y yo. A partir del 30 de octubre, en términos legales y formales, yo no sé qué pasó a partir de entonces. Y me queda claro lo que ha dicho la jefa de Gobierno: vamos a esperar los dictámenes. No es lo correcto especular.

E: En retrospectiva, y con base en este incidente, ¿qué lección considera que deja para la planeación y gestión de futuros proyectos, no sólo de Metro, sino de obra pública?
EH: Creo que habría que analizar a profundidad nuevamente la Ley de Obra Pública, porque se analiza cada vez que llega un nuevo… En la CMIC fui vicepresidente dos años, y estuve en la vicepresidencia de relaciones institucionales.

Hay propuestas desde hace 30 o 35 años, y la última ocurrencia es que haya dicho el presidencia de la comisión investigadora que se cancelen los proyectos a precio alzado, integrales, que no debería arrancar un proyecto sin un proyecto ejecutivo.

E: ¿No considera que esta parte de los proyectos ejecutivos no está afectada por la parte política en el sentido de que es difícil hacer proyectos transexenales? Los funcionarios quieren planear, ejecutar e inaugurar una obra
EH: Esa pareciera ser una costumbre, pero déjeme decirle, porque me lo han preguntado, y a veces la pregunta parece que tiene dos caras. La Línea 12, yo no percibí nunca una presión en tiempo o que estuviera impregnada de ningún factor político, nunca. A mí me invitaron el 17 de septiembre de 2009; yo no participé en la licitación pública, ni participé en la adjudicación del contrato.

El jefe de Gobierno cuando me invitó, fue muy claro: el objetivo es que se haga la Línea 12 en tiempo y forma, y yo siempre agrego: ‘Con todo lo que eso quiera decir’. La Línea 12 se entregó 10 meses después del tiempo oficial, y se le cobró una multa de 1,600 millones de pesos [al consorcio constructor].

E: ¿Usted se va tranquilo? El suceso es lamentable y a todos nos afecta, pero, como pieza clave del proyecto, ¿usted se va tranquilo?
EH: A pesar de todos los traspiés que he tenido, nunca me he arrepentido de haber participado en un proyecto tan importante, tan emblemático y, sobre todo, tan de servicio a la ciudadanía. Nunca me he arrepentido.

Aparte de escribir sobre la Línea 12, que va avanzando, puedo escribir una novela de terror de lo que me pasó injustamente. En este momento, dicho por mi abogado, no tengo absolutamente ninguna sentencia en mi contra, todas se ganaron, y ninguna acusación que ni mi abogado ni yo conozcamos.

E: ¿La inhabilitación [por 20 años dictada en 2015] tampoco está en pie?
EH: Tampoco. Resulta que en el contrato y en la ley, se permite que la obra se reciba parcialmente, y que estén debidamente terminados los trabajos que se reciben.

Tres o cuatro directores que estaban facultados para recibir la línea… Yo no firmé el acta de recepción. Tres o cuatro directores fueron acusados por haber recibido la línea sin haber estado los trabajos debidamente terminados. Un abuso, porque el contrato y la ley lo permite; la palabra “debidamente terminados” ellos la interpretaron como quisieron.

Pedimos un documento a la Contraloría, una opinión, y autorizó la entrega parcial y estableció el mecanismo para concretarla, y dice: ‘no, es que a ti no te estoy castigando por haber recibido la línea, sino por no haber supervisado a los directores que recibieran la línea en las condiciones indispensables’. Los directores fueron exonerados porque ganaron de acuerdo con el contrato y con la ley.

Ellos fueron exonerados, quiere decir que no hay falta administrativa, y yo seguía con la inhabilitación por no haber supervisado a quien cumplió con su obligación. La inhabilitación en mi contra se levantó hace 20 días, casi un mes.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Lo mejor de la semana

Lea también